LLITERATU PORTADA
LA CITA: "Difícil alcontrar colos amigos / Cuando tanta xente repite xestos / Iguales toos a un tiempu." Xilberto Llano
Accesu Rápidu
EDICIÓN 10
10 de setiembre de 2007
Arribada 2007: Vagamar lliteraria en Xixón
Autores Asturianos
Campoamor, Ramón de
Biografía

Nacimientu:  24-IX-1817 - Navia
Defunción:  12-II-1901 - Madrid

Poeta llíricu perfamosu.

Nació en Navia’l 24 de setiembre de 1817, y morrió en Madrid el 12 de febreru de 1901.

Señorón, mui conversaor, daquella lleíenlu abondo les señorones, siempre se discutía d’él nos ambientes lliterarios y seudofilosóficos.

Campoamor fue’l poeta que tuvo más fama y más prestixu na segunda metá del sieglu XIX. Quedó güérfanu de padre de mui rapacín.

Empezó colos estudios de llatín a los nueve añinos, depués estudió Filosofía na Universidá de Compostela.

A los 18 años quexo metese pa flaire xesuita, pero depués pensólo y marchó pa Madrid.

Tuvo allá ocho años d’estudiante viviendo en casa unos parientes del so amigu Narciso Serra.

N’aquel estudió Lóxica y Matemátiques en conventu de Santu Tomás, y depués matriculóse en Colexu San Carlos pa estudiar Medicina, pero namás se llegó a examinar del primer cursu.

Daquella fue cuando se dio cuenta él de la so vocación lliteraria: dexó lo de la Medicina, y dedicóse a lleer los clásicos españoles y los estranxeros, y empezó a dir peles tertulies lliteraries, que nelles gustaben bien delles poesías de les d’él. La primer espublización que tuvo fue una comedia en dos actos y en versu: “Una mujer generosa”, espublizóla en 1838 y nun llegó a representala nunca ni tampoco se ve nella ningún rasgu del estilu que diba desendolcar depués.

Campoamor empezaren a conocelu poles dos primeres obres poétiques que yeren: “Ternezas y flores”, que la espublizó en 1840; y “Ayes del alma”, de 1842.

Entrambos llibros se tan fechos a base de poesíes fáciles, en plan sentimental y románticu.

En 1842 espublizó tamién una colección de fábules que, xunto cola tendencia moralizaora, típica del xéneru, son abondo picardiosuques, que ye lo que vamos tener siempre delantre nes obres más famoses d’él.

Yera del partíu de Romero Robledo, y dedicase tamién a la política.

D’equí salen los sos escritos “Historia crítica de las Cortes reformadoras”, que lu espublizó en 1845 y el de “Filosofía de las leyes”, de 1846.

N’estes obrines vese bien la influencia de Montesquieu y d’otros filósofos del sieglu anterior.

La publicación de “Historia crítica de las Cortes reformadoras” fue lo que-y valió’l puestu de redactor del periódicu «El Español», que yera un periódicu políticu.

En 1846 espublizó les “Doloras”, nes que se-y ve dde sobrala traza de poeta que tenía: prosaicu cuanto podía, Campoamor, muy sogueru reflesionaba sobre los espectáculos que mos trai la vida de tolos diis, y a la vez quería ser el descubrior d’un subxéneru poéticu nuevu que traía concepciones filosófiques nueves estremaes de les de les fábules y los epigrames.

Espublizó les “Doloras” y los “Cantares” xuntos, en mesmu llibru.

Los cantares son poemucas curtios, fechos desde una redondiella o una cuarteta que paez d’orixe popular, pero estremaes de les composiciones de la xente’l pueblu pol calter reflesivu y l’afán filosóficu, que nun dexa de ser de lo más vulgar. Nel añu 1847, gracies a la influencia del protector que tenía que yera’l conde de San Lluis algamó que lu nomaren gobernaor de Castellón y, al poco, gobernaor d’Alicante.

N’Alicante casóse con Guillermina O´Gorman, que yera d’una familia irlandesa, que-yos dio muncho de dote pal matrimoniu.

Desde 1850 ya fue diputáu ya intervieno na vida pública.

Fue gobernaor de Valencia desde 1851 hasta 1854.

Naquel entanto escribió un poema n’octaves riales que lu tituló “Colón”, y espublizólu en 1853.

Nun ye más qu’una especie d’epopeya simbólica, mui desigual y ensin interés ningún pa la xente de anguañu.

Al volver pa Madrid tuvo dellos cargos políticos diferentes, ye cuando espublizó “El Personalismo”, nel añu 1855, que ye como un ensayu filosóficu autobiográficu.

Campoamor aprovecha pa cuntamos nél tola so doctrina: ponse a sí mesmu de volterianu de bon tonu en relixón, moderáu en política, escépticu en filosofía y, más que naa, prosaicu en lliteratura.

En 1861 entró n’Academia la Lengua.

El títulu del discursu de entrada fue “La Metafísica limpia, fija y da esplendor al lenguaje”.

En 1865 espublizó un tratáu que se titulaba: “Lo Absoluto”, del mesmu estilu que “El Personalismo”.

Depués escribió dos poemas narrativos perllargos: “El drama universal” en 1869 y “El licenciado Torralba” en 1878, con toles idees desordenaes y prosaicos hasta l’alma. Él mesmu llegó a escenificar la representación dramática de delles dolores, ensin muncha aceptación del públicu.

Escribió en 1872 los “Pequeños poemas” que son les poesíes más característiques d’él y, en 1886 sacó les “Humoradas”, que son los poemes más llapidarios y sentenciosos que fexo, n’ellos vese bien el so propósitu didácticu.

Aparte los poemes narrativos tan llargos y tan enguedeayos, y ensin ningún interés pa’l llector; los tratados filosóficos tan vulgaronos; y la “Poética” (espublizada en 1886), que busca de xustificar n’ella es so arte en medio una concepción falsa y ramplona de la poesía, la fama, Campoamor debe-yla a les dolores, a los pequeños poemes y a les humoraes.

Anguañu tola obra de Campoamor nun se tién de pié enfrente cualquier esame críticu por pequeñu que sea: l’estilu ye ruin y probe: tul día espón idees contradictories y corrientones pa xustificar la so obra poética, les sos poesíes; la intención moralizante de los sos poemes superpónse a cualquier tipu de consideración artística.

La superficialidá, la ceguera artística, la probeza imaxinativa son el reflexu de la época que vive: d’ehí l’ésitu qu’algamó ente los del so tiempo que lu llegaron a comparar colos meyores escritores universales: Shakespeare, Goethe, Dante, Calderón, y dellos otros; d’otru lláu, los ataques de los enemigos tamién yeren desproporcionaos hasta’l puntu de tenelu por impíu moralmente y descreyíu anque’l so escepticismu nunca pasare de la simple desconfianza y miéu a que lu vieren poco mundanu, y que lu acusaren de plaxu pola la forma cuando lo único qu’apaecía nos poemes d’él yeren tópicos universales.

<< Listáu de Autores

<< Tornar al Entamu



La Historia Interminable
11 de setiembre de 2007
Capítulu V
Nicolás V. Bardio

De sutrucu daquién picó a la puerta nun cuartu cercanu. Un ruíu de guah.es llorando y les voces d’una madre rompieron la tranquilidá d’un aire que Carme alendaba ñerviosa. Too paecía tan normal, tan ruino, tan italiano. Pero’l Campillín siguía ehí, na so mente; lo mesmo que l’españíu de...

Lleer más >> << Participar >>

Col sofitu de la Conseyería de Cultura, Comunicación Social y Turismu
© 2004 LLITERATU.com -
  |  Publicidá  |  Condiciones d'Usu  |  Información d'Empresa  |  Contacte con nós  |